Lucho y su último cartucho

Lucho y su último cartucho

Lucho y su último cartucho


Cual película de acción, al técnico Asturiano sólo le queda un cartucho en la recámara, el del Bernabeu. Tras confirmarse la eliminación del equipo culé de la Champions League y tener un horizonte en liga que no da para mucha motivación, ‘El clásico’ es la última opción de que el equipo blaugrana reaccione y asalte la casa blanca, sería sin duda una inyección de moral importante y sobre todo poder agarrarse a una liga que parece que no quiere nadie.

Luis Enrique, junto al que algunos dicen será su sucesor, Unzué, seguramente estarán dándole vueltas a todo, ¿a quién sacamos?, ¿qué sistema utilizamos?, ¿arriesgamos desde el principio o intentamos controlar el partido y generar ocasiones?, ya que, seamos sinceros, este equipo ha ido perdiendo su identidad a lo largo de esta temporada, siendo capaz de lo mejor y lo peor con apenas unos días de diferencia.

Lo más preocupante es el estado mental de la plantilla, parece que esa sintonía con el técnico ha desaparecido, no hay ideas claras y cada cual juega a lo que puede por inercia (véase a Piqué más de delantero que de defensa, Messi más de todocampista que arriba, Sergi Roberto lateral, medio y extremo, Suárez montando los contraataques y Neymar intentándolo todo).

El Domingo Luis Enrique tiene el último cartucho, ese que disparas y, o aciertas y tienes tiempo de recargar, o fallas y se acabó todo. Lucho debe hablar con sus jugadores, apelar al orgullo de vestir esta camiseta, pero eso sí, utilizar una estrategia y definir un once que sea competitivo ante el Madrid, ellos saben que empatando o ganando al Barça le dan el golpe mortal en liga y no duden que harán su habitual juego de hacer daño por donde saben que este equipo es débil, el balón parado.

Por ello, y a horas del comienzo del partido, lo que está claro es que, o salen a jugar como en una final, presionando, ofreciéndose, corriendo y aprovechando las oportunidades o el Lunes puede quedar huérfano el banquillo del Barça, porque no creo que una nueva oportunidad desaprovechada sea aguantable ni para el técnico, ni para los jugadores, ni para el propio club y la afición (afición que tuvo un gesto honroso con el equipo en el final del partido de la Juve pero que por dentro, y no nos engañemos, llevamos la procesión de esta temporada). @antoniomeca

Cual película de acción, al técnico Asturiano sólo le queda un cartucho en la recámara, el del Bernabeu. Tras confirmarse la eliminación del equipo culé de la Champions League y tener un horizonte en liga que no da para mucha motivación, ‘El clásico’ es la última opción de que el equipo blaugrana reaccione y asalte la casa blanca, sería sin duda una inyección de moral importante y sobre todo poder agarrarse a una liga que parece que no quiere nadie.

Luis Enrique, junto al que algunos dicen será su sucesor, Unzué, seguramente estarán dándole vueltas a todo, ¿a quién sacamos?, ¿qué sistema utilizamos?, ¿arriesgamos desde el principio o intentamos controlar el partido y generar ocasiones?, ya que, seamos sinceros, este equipo ha ido perdiendo su identidad a lo largo de esta temporada, siendo capaz de lo mejor y lo peor con apenas unos días de diferencia.

Lo más preocupante es el estado mental de la plantilla, parece que esa sintonía con el técnico ha desaparecido, no hay ideas claras y cada cual juega a lo que puede por inercia (véase a Piqué más de delantero que de defensa, Messi más de todocampista que arriba, Sergi Roberto lateral, medio y extremo, Suárez montando los contraataques y Neymar intentándolo todo).

El Domingo Luis Enrique tiene el último cartucho, ese que disparas y, o aciertas y tienes tiempo de recargar, o fallas y se acabó todo. Lucho debe hablar con sus jugadores, apelar al orgullo de vestir esta camiseta, pero eso sí, utilizar una estrategia y definir un once que sea competitivo ante el Madrid, ellos saben que empatando o ganando al Barça le dan el golpe mortal en liga y no duden que harán su habitual juego de hacer daño por donde saben que este equipo es débil, el balón parado.

Por ello, y a horas del comienzo del partido, lo que está claro es que, o salen a jugar como en una final, presionando, ofreciéndose, corriendo y aprovechando las oportunidades o el Lunes puede quedar huérfano el banquillo del Barça, porque no creo que una nueva oportunidad desaprovechada sea aguantable ni para el técnico, ni para los jugadores, ni para el propio club y la afición (afición que tuvo un gesto honroso con el equipo en el final del partido de la Juve pero que por dentro, y no nos engañemos, llevamos la procesión de esta temporada).por lo penal. @antoniomeca

  • BannerFB
  • BannerTW
Más artículos!!