Piqué dedica un corte de mangas a la caverna. Bueno, dos.

Piqué dedica un corte de mangas a la prensa. Bueno, dos.

6 de Octubre, 2016 // Jesus C.


Gerard Piqué ha comunicado, tras un episodio similar al del Pichu Cuellar hace una semana, que abandonará la selección tras la Copa del Mundo de Rusia 2018. La central lechera florentiniana se apresuró a afirmar y extender con toda la mala intención la idea que el central del Barcelona se había cortado las mangas de su camiseta para no enseñar una bandera de España que en realidad nunca estuvo allí.




No se equivoquen. La manera torticera y barata con la que se desenvuelve el hijoputismo hispano en materia informativa no es más que un reflejo del intento de adoctrinamiento político al que nos someten diariamente los miembros y ‘miembras’ del Congreso de los Imputados. Todo hay que decirlo.

El que vea aquí un error, como el de infografía del AS hace unos años, o una mala interpretación, como la mirada desafiante del Pichu Cuellar a los aficionados del Deportivo, es que es simplemente un imbécil que tras cientos de situaciones similares no quiere comprender que al paupérrimo estilo de los medios a sueldo que cubren el deporte y sus aledaños, bañado en una salsa de odio y envidia a todo lo que huela a FC Barcelona le añaden una pizquita de catalanofobia si el jugador en cuestión ha nacido en esta región de España.

Guardiola, Xavi, Messi, Puyol y Piqué tienen en común, además de formar la columna vertebral del mejor equipo de fútbol de todos los tiempos, el ser la principal fuente de ingresos de los panlfletos capitalinos en virtud de esa peculiar e intransferible seña de identidad, la envidia, de la que hacen gala sus directores, showmen y personajes que pluriemplean su escaso ingenio en varios espacios patrocionados por el Visirato desde los que se intenta, con bastante éxito, adoctrinar a la chusma menos dotada de este país.

Los cinco inmortales citados han tenido el ‘infortunio’ de ser actores principales en las humillantes derrotas que el Ejercito del Visirato y sus aliados han sufrido a manos del Barcelona tanto en la Ciudad Condal, como en sus propias fronteras que, aun hoy, causan trastornos del sueño, crisis nerviosas agudas y, en algunos casos, graves daños cerebrales, que pueden apreciarse en las columnas matutinas y en los debates nocturnos. Si piensan que lo de García Caridad es demencia senil, vuelvan a pensar otra vez.

En enésimo capítulo de la persecución a Piqué no supera ni en número ni en grado la ‘caza de brujas’ que se le continua haciendo a Pep Guardiola, habiendo pasado varios años desde que dejó Barcelona, ni por asomo se acerca a la novela de ciencia ficción cuyo protagonista principal es Leo Messi.

La diferencia con respecto a los dos anteriores, es que tras el anuncio de retirada de Piqué ‘se han ido por la pata abajo’, o sea, que se han cagado, y han empezado – previamente a culpabilizar a su vecino cavernario de al lado – a borrar masivamente tuits, y en el caso de MARCA, uno de los instigadores del ‘corte de mangas’ incluso artículos enteros.

Que en un alarde de hipocresía, intentando de manera absurda eliminar toda traza de su incompetencia y mala fe,  y posiblemente para evitar ser culpabilizados por una más que probable derrota de España – aunque esto les importa poco a juzgar por los hechos – propiciada por el desecho futbolístico y lesionador profesional que es Sergio Ramos en el centro de la zaga, salgan los Relaños y Lamas de turno editorializando la ‘imprescindibilidad’ de aquel al que despectivamente llaman ‘Gerardo’ en sus aquelarres madridistas.

Que colaboradores como que se venden como mercenarios de medio pelo al periodismo basura que ha sido el detonante de la retirada de Piqué, incluidos supuestos culés como Quim Domenech o Carme Barceló, o no tanto, como Roberto Morales, nos vengan a decir que esto es el resultado de la decadencia del periodismo que ellos apoyan con su imagen y presencia.

La buena noticia para Gerard es que algún día, como ocurre ahora con Dani Alves, los panfletos se olvidarán de su persona para centrar su atención en lo estrictamente noticiable, los Juicios de Nyon en los que el Real Madrid es siempre parte demandada, demandante, fiscal, juez y bedel. Al menos, y entenderán mis súplicas, es lo que deseamos todos los amantes del deporte y del fair play. No pedimos encarcelamientos aunque, la devolución de parte del material robado, nos haría creer un poco mas en la justicia. @jesus21968






  • BannerFB
  • BannerTW